¿Puede un filtro de aire salvar la vida?

En 1999 en el túnel debajo de Mont Blanc tuvo lugar un accidente trágico de un camión belga que causó la muerte de 39 personas. Muchos opinan que el accidente se debió a que del vehículo que iba por delante del camión alguien tirara un cigarro que provocó la ignición del filtro de aire, y luego del vehículo entero.

Las conclusiones del análisis de la catástrofe de Mont Blanc hicieron que los principales fabricantes de filtros empezaran a utilizar una impregnación especial de los medios filtrantes asegurando la autoextinción de la llama poco después de la ignición.

Los filtros de aire FILTRON cuentan con unos medios filtrantes que, de acuerdo con la clase de inflamabilidad F1 o S1, no sostienen la llama y pueden proteger a los pasajeros contra el incendio del vehículo si una colilla queda aspirada en el sistema de aire.

PROBEMOTOR

Los filtros de aire FILTRON cuentan con unos medios filtrantes que, de acuerdo con la clase de inflamabilidad F1 o S1, no sostienen la llama y pueden proteger a los pasajeros contra el incendio del vehículo si una colilla queda aspirada en el sistema de aire.

El efecto de la autoextinción del filtro incendiado se consigue gracias a la impregnación del medio filtrante con una resina especialmente enriquecida. Aunque el medio impregnado se puede incendiar, el foco se extingue muy rápido, produciendo solamente escasas pérdidas, sin permitir la propagación del fuego.

El efecto de autoextinción resulta de tres propiedades de la resina con la que se impregnan los filtros:

  • emisión de nitrógeno (N2) que inhibe el foco inflamable,
  • emisión del agua que reduce la temperatura del medio por debajo del punto de inflamación,
  • liberación de ácido que provoca la oxidación de las fibras de celulosa por lo que éstas ganan unas propiedades no inflamables.

Write a comment